El Món - Noticias y actualidad de Cataluña
Ana Obregón, contra los críticos: «Mente cerrada y boca demasiado abierta»

Después de volver a España desde Miami con su nieta Ana Sandra, Ana Obregón continúa recibiendo diariamente muchas críticas por haber adquirido un bebé para paliar el dolor de la ausencia de su hijo. La actriz las ignora y cuelga muchas fotos de su nieta acompañadas de textos que dedica a su hijo muerto de cáncer el 2020. La última de las instantáneas es un selfi de Obregón con la pequeña, una imagen tierna si las circunstancias fueran distintas. En el texto que acompaña a este post de Instagram, la actriz estalla contra la gente que la ha criticado por haber recurrido a la gestación subrogada.

«Este sería el selfi de mi vida si mi hijo estuviera aquí. Momento con mis dos amores de mi vida que algunas personas me querían robar, personas tóxicas con un gran problema, una mente cerrada y la boca demasiada abierta», ha escrito la actriz. Obregón ha dicho que estas críticas no le hacen daño: «Son pocas y sus palabras, que tiran como cuchillos, me hacen cosquillas después de haber tenido que enterrar mi único hijo». Por último, agradece a «la mayoría» de usuarios que comentan sus posts las «palabras llenas de empatía y amor» que le llegan «directos en el coro».

El último post de Ana Obregon en Instagram donde carga contra los críticos / Instagram
El último post de Ana Obregon en Instagram donde carga contra los críticos / Instagram

Presentación del libro de su hijo

Además de comprar un bebé con el ADN de su hijo, Ana Obregón ha cumplido otro sueño de su hijo, publicar el libro ‘Lo chico de las musarañas», que la misma actriz presentó este martes. «Su deseo era publicar un libro que estaba escribiendo. Estaba haciendo un tratamiento muy agresivo y, aun así, lo sentía teclear por la noche. Me dijo que quería acabarlo y darlo todo en la investigación del cáncer. No me dejó leer nada, solo me dio el título, que escogió porque es el que yo le decía de pequeño. Allá acabó todo, pasaron dos años y yo sabía que aquello estaba allá. Pero no tenía fuerzas para abrir el ordenador. Pasado un tiempo truqué a un amigo suyo y me dio una contraseña. Allá estaba el texto por arte de magia. Vi el talento que tenía para escribir y pensé ‘qué mierda que el cáncer le sacara'», explicó Obregón.

Lequio, indignado con el libro

Por su parte, Alessandro Lequio se ha mostrado muy indignado por el libro y por los comentarios que está recibiendo al respeto. «El libro no tiene nada que ver con las pocas páginas que mi hijo dejó escritas», explica. Ha insistido que es una versión hecha por su ex mujer y ha intentado distanciarse de todas las decisiones que ha tomado Obregón desde que su hijo murió. De hecho, no ha querido conocer su nieta. Sobre las buenas críticas que está recibiendo el libro, Lequio se ha mostrado ofendido que algunas personas consideren que es una historia «preciosa». «No es una historia preciosa, es una historia de los horrores», ha remachado.

Nou comentari

Comparteix

Icona de pantalla completa