La última jornada del juicio a Leo y Jorge Messi, por presunto fraude fiscal cometido en los años 2007, 2008 y 2009, ha tenido lugar este jueves, tal y como estaba previsto, con la presencia de los dos acusados, el futbolista azulgrana y su padre. Leo ha negado su conocimiento sobre contratos o fiscalización: “Me dedico a jugar a fútbol, confío en mi padre y en los abogados. No tenía ni idea de nada, nunca me interesé”.

Leo Messi ha llegado a la Audiencia Provincial de Barcelona a las 10:15 de la mañana, entre una enorme expectación, y acompañado de su padre Jorge, su hermano Rodrigo, el jefe de la Oficina de Atención al Jugador del Barça y confidente de la família, Pepe Costa y el jefe de seguridad del club, Rafa Soldado, que le esperaba en el interior del Palau juntamente con el portavoz de la entidad azulgrana, Josep Vives. Los empleados han estado presentes, en todo momento, dentro de la Sala Polivalente, donde se ha celebrado la vista oral contra el futbolista y su progenitor.

El jugador ha negado, rotundamente, su implicación y el conocimiento sobre la creación de la estructura societaria que le llevó a evadir impuestos a la Hacienda española: “A mi no me interesa esto, yo siempre confío en mi padre y él confiaba en los asesores. Me dedico a jugar, no sé nada de todo esto“. Y así lo ha repetido durante los diez minutos en los que ha respondido a las preguntas de la fiscalía y los abogados defensores, después de negarse a responder a la Abogacía del Estado.

Jorge Messi, ya en la primera respuesta delante del juez, ha querido dejar claros sus conocimientos sobre fiscalidad: “Yo, de aspectos contable no entiendo, zero, chino básico“. El padre del jugador -que tampoco ha querido responder a la Abogacía del Estado- ha explicado su conflicto con Rodolfo Schinocca, primer asesor de la familia en la gestión de los derechos de imagen, y con quien acabó peleado, con litigio para estafa; y ha negado su implicación con la trama empresarial diseñada por la evasión de impuestos. “Yo nunca busqué un trato fiscal diferente. Si el experto era él [Schinocca], yo poco podía decirle”, ha manifestado.

Messi
Messi, entrando en la Audiencia de Barcelona. FOTO: EFE

En relación a esta estructura societaria -y la creada posteriormente por el bufete Juárez-Veciana-, Jorge ha desligado a su hijo de los movimientos: “No sabía nada y no leyó ningún contrato. Messi firmó unos documentos porque yo le dije que lo hiciera, para tener protegidos sus derechos de imagen. No le expliqué nada más. Él no tenía conocimiento de que no tributaría en España, porque yo tampoco lo sabía.”

“Yo les pregunté varias veces si la creación de esa estructura era correcta. Siempre me dijeron que era la mejor manera y que todo estaba bien, que todo era legal”, ha comentado Jorge, desplazando directamente la responsabilidad a los exasesores de la familia, Íñigo y Ángel Juárez.

El padre del futbolista, además, ha explicado punto por punto cómo se negociaban los contratos de patrocinio del ’10’ azulgrana: “Cuando había algún sponsor interesado en vincularse a Lionel, me llamaban. Nos proponían una manera de trabajar y una contraprestación económica y, si estaban de acuerdo, la parte legal de la marca contactaba con la parte legal de Juárez. Después se cerraba y se firmaba”.

Nou comentari

Comparteix

Icona de pantalla completa