La vicepresidenta del gobierno español, Soraya Sáenz de Santamaría, ha asegurado este viernes en la rueda posterior al COnsejo de Ministros que el “cisma” en la CUP “se veía venir”. “Los partidos radicales generan inestabilidad y son inestables” y la CUP ha probado “su propia medicina” porque “cuando uno trabaja para romper se acaba rompiendo”. Sáenz de Santamaría también ha avalado las explicaciones que el ministro de Exteriores, José Manuel García Margallo, hizo ayer sobre la creación del grupo de trabajo de expertos que lleva por nombre “Montserrat” que tiene por objetivo combatir el relato independentista en el exterior. 

Según la vicepresidenta a lo largo de esta legislatura “varios ministerios” han ido “trabajando” para asegurar la prestación de servicios públicos en Cataluña y a la vez defender el “marco de convivencia de la Constitución”. También el de Exteriores “de cara a la explicación de cara a la UE y al mundo los efectos que tendrían decisiones como las que algunos en la Generalitat han defendido”. 

Según explicó Margallo en un acto en Barcelona, el grupo “Montserrat” redactó un documento de trabajo que posteriormente se envió a las embajadas. El documento incorporaba un argumentario para combatir el relato independentista en los contactos que los representantes del Estado en el exterior han mantenido con otros países.

Nou comentari

Comparteix

Icona de pantalla completa