El hasta ahora eurodiputado de Unió Democràtica de Catalunya Francesc Gambús ha anunciado hoy que abandona el partido democristiano después de 22 años y ha enviado una carta abierta a la militancia donde explica por qué motivos ha tomado esta decisión. Con esta renuncia, Unió se queda sin ingresos, ya que no tiene presencia ni en el Govern, ni en el Parlament, ni en el Congreso de los Diputados, y ahora tampoco en el Parlamento Europeo -solo le quedan algunos concejales y alcaldes de municipios pequeños-.

En la misiva, Gambús lamenta que “durante demasiado tiempo el partido apareció demasiado cerca de los poderosos y demasiado alejado de la calle“, y señala que hacía falta regenerar Unió “en todos los sentidos: hacia fuera y hacia dentro. En la agenda nacional, mejor lo que somos, porque lo que somos no hace falta cambiarlo. Y en la agenda social comprometiéndonos más, están mucho más atentos a las desazones de la gente”.

Gambús también recuerda que “por entremedio se nos cruzó la gestión de una atávica y pésima situación económica, heredada de un determinado estilo de gestionar el partido los últimos 20 años como mínimo”. El texto señala que “a lo largo de este 2016 se ha hecho más evidente a mis ojos que aquella oportunidad de regenerar Unió Democràtica, una vez producido el cambio de liderazgo y teniendo en cuenta la cantidad de buena gente existente, no era ni mucho menos una oportunidad real”.

Para el eurodiputado, no lo era por la situación económica, ni tan solo por la coyuntura política o el comandamiento de Ramon Espadaler: “En absoluto. No era una oportunidad real porque algunos mantienen y quieren mantener intacta su capacidad de influencia y, lo que puede ser peor, ni tan solo piensan renunciar a su estilo”, carga. Para Gambús, “a pesar de ciertas retiradas muy visibles, loables y aplaudibles, hay personas que creen necesario seguir no solo influyendo, sino desguazando cualquier intento de renovar el partido y llevarlo hacia adelante, hacia el siglo XXI”.

Es por todo esto, que el hasta ahora eurodiputado de Unió considera que “es evidente, por lo tanto, que delante de esta coyuntura se hace absolutamente inútil tener ningún tipo de aspiración inteligente a regenerar el partido“, y asegura que hace este paso “para que Unió pueda seguir ganando”.

Finalmente, Gambús justifica su decisión de seguir como eurodiputado: “Me siento, por lo tanto, completamente legitimado para seguir ejerciendo esta responsabilidad que no me dió Unió, sino que me dió la ciudadanía de Cataluña con su voto”.

Nou comentari

Comparteix

Icona de pantalla completa