El proyecto de ley de presupuestos para el 2016 presentado este martes por el vicepresidente, Oriol Junqueras, contempla un aumento notable de las partidas destinadas a la acción exterior de la Generalitat y también en la estructura y funcionamiento de la hacienda propia. Concretamente, el presupuesto de los asuntos internacionales crece un 42,2% respecto al año pasado, y la Agencia Tributaria de Cataluña recibirá un 12,6% más de recursos. Estas eran dos de las patas centrales de la creación de estructuras de estado previstas por el Govern. Las otras dos, la futura seguridad social y el proceso constituyente, no tienen, en cambio, partidas concretas al presupuesto, aunque Junqueras ha asegurado que lo que se requiera para el debate de la constitución del nuevo estado está incluido dentro de los 10,1 millones que las cuentas contemplan para las relaciones institucionales y la participación. 

Los presupuestos para este 2016, que se han entrado este martes en el Parlament, contemplan una partida total para el departamento de Asuntos y Relaciones Institucionales y Exteriores y Transparencia, liderado por el conseller Raül Romeva, de 50,9 millones de euros, destinando a Relaciones Exteriores y Cooperación la mayor parte del importe con sus 34,1 millones. Esta última cifra supone casi doblar (42,2%) el presupuesto que para el 2015 tenía previsto el Govern para su acción exterior, y que se situaba en 19,7 millones de euros. El resto de las partidas de este proyecto de ley dota a las relaciones institucionales con 10,1 millones y dedica 6,7 para las competencias de Transparencia. 

Si la comparativa se hace con la cifra de los presupuestos de las áreas que ahora asume Romeva y que el año pasado estaban repartidos, se pasa de 34,4 millones a los actuales 50,9 millones de euros, notándose que la mayor parte del crecimiento de recursos (15,1 millones de los 16,5 de aumento) viene dada por la parte de la acción exterior. 

Entre las prioridades y actuaciones que el Govern prevé llevar a cabo en esta materia con el presupuesto de 2016, destaca la “implementación de la Ley de acción exterior” y el “refuerzo de las delegaciones del Govern en el exterior”. En el documento de presupuestos presentado por Oriol Junqueras este martes también se habla de “generar sinergias con la acción exterior de otras instituciones y entes públicos”. 

En su presentación pública de las cuentas hecha este martes, Junqueras ha explicado que el 42,2% más de presupuesto que se destina a las relaciones exteriores responde únicamente “a que se trata de un departamento nuevo, que hará nuevas faenas y que no existía“, así como un aumento en las partidas de Cooperación. No ha querido mencionar, pues, nada referido a las delegaciones teriores del Govern o a la acción diplomática internacional de Romeva y los delegados. 

El presupuesto presentado por Junqueras prevé también destinar 48,5 millones de euros para el despliegue de la hacienda propia, incluyendo en esta partida el “despliegue de la administración tributaria” catalana y la “reestructuración de la Agencia Tributaria de Cataluña” para preparar “la plena asunción de las funciones de aplicación de los tributos” en los que la Generalitat tiene competencias. De hecho, en los presupuestos de contempla que haya hasta 600 plazas para dotar de personal la Agencia Tributaria, y que el 60% de deudas de la Generalitat en fase ejecutiva sean gestionadas por Tributs de Catalunya. En 2015, se destinaron 35,9 millones, así que el presupuesto prevé, pues, un incremento de 12,6 millones respecto de las cuentas anteriores. De esta manera, el Govern incrementa en un 25,9% la partida para la hacienda propia. 

Estas partidas también se prevé que sirvan para aumentar la reducción del fraude fiscal y el fomento de las buenas prácticas tributarias, la “mejora y proximidad de los servicios al contribuyente”, y el “progreso de la cooperación con las administraciones que forman Tributs de Catalunya”. De la misma manera, el Govern quiere que esta parte contemple “redimensionar la Agencia Tributaria”, implementar la recaptación ejecutiva, el desarrollo y transformación de los sistemas de información, y un plan de prevención y reducción del fraude fiscal con hasta 86 medidas. 

Las partidas para la hacienda propia y las relaciones exteriores son las que más claramente reflejan estructuras de estado que el Govern se comprometió a preparar. Aun así, las cuentas no detallasn a primera vista nada sobre dos grandes conceptos relacionados con el proceso de separación de un estado propio, como son el proceso constituyente o la seguridad social. Con todo, hace falta tener en cuenta también que estas dos cuestiones tienen aún en el Parlament abierta su fase de debate, sin que se haya llegado a aprobar ninguna ley ni creado ningún organismo aún para desarrollar sus futuras funciones. 

Además, preguntado por esta cuestión, Junqueras ha comentado que todo eso referente al proceso constituyente que pueda requerir una dotación económica se incluye en los 10,1 millones de euros que el presupuesto recoge para “relaciones institucionales y participación”, sin concretar más de qué cantidades de dispondría para esta cuestión concreta. Por lo que refiere a la futura seguridad social, Junqueras ha preferido no decir nada de la falta de partidas concretas en el presupuesto de 2016.

Nou comentari

Comparteix

Icona de pantalla completa