“Si lo quieres, cógelo”, decía Johan Cruyff. Con esta frase, el expresidente de la Generalitat y ahora encargado de la refundación de CDC, Artur Mas, se ha referido a la voluntad de los catalanes de construir un nuevo Estado, pero a la vez, “no es tan fácil hacerlo, y en esta fase nos encontramos como país”. En una comida-conferencia organizada por Sobiarnia i Justícia, el expresidente ha asegurado que todos los partidos catalanes, y ha remarcado, “todos”, en clara referencia a ERC, “han trabajado durante tres decadas para desenvolupar la autonomía, no para construir un estado”. Así, Mas ha señalado que por esta razón, las formaciones políticas implicadas en el procés “están obligadas a adaptarse a una seguna fase, la de la construcción del Estado, porque estaban entrenados solo para desenvolupar la autonomía”. 

Así, Mas ha insistido en que los partidos que ahora defienden la independencia no tienen pedigrí independentista, “porque tanto los gobiernos de Pujol, con una fuerte colaboración con el Estado español, pero también los dos tripartitos -con ERC, el PSC y ICV-, pero también el primer gobierno que presidí entre 2010 y 2012, estaban encaminados a mejorar la autonomía, pero no a ejercer el derecho a decidir que habíamos proclamado en el Parlament ya en los años ochenta”. 

Este procés, reconoce Mas, ha generado algunas tensiones entre los partidos que ahora lideran el proceso de construcción del Estado, y se ha referido directamente, sin nombrarla, a la CUP: “No nos enzarcemos en trifulcas de corto vuelo, en pequeñas envidias y capillitas, dejemos de mirarnos de reojo, porque si nosotros mismos nos ponemos piedrecitas o rocas en el camino, y les digo esto porque lo he sufrido directamente -en referencia a la condición de la CUP de apartarlo del procés-, le haremos el trabajo al Estado”. 

Artur Mas ha hecho una llamada a los partidos para ampliar “la base” cada uno desde su ámbito. A su entender, la ampliación de la base de ciudadanos partidarios de un estado propio se hará más grande si cada uno “actúa en su ámbito concreto”. Con todo, Mas ha remarcado que “no podemos ir más rápido de lo que vamos, hemos estado treinta años haciendo autonomía y ahora en solo tres años hemos ejercido el derecho a decidir y estamos construyendo un estado, por lo tanto, no seamos tan estrictos en el juicio interior del país, porque el reto es muy complejo”. 

Por lo que hace a la refundación de los partidos, Mas ha dicho que “si solo se refunda CDC, no servirá de mucho”, porque los partidos que ahora son nuevos, “en muy poco tiempo lo han hecho peor que los otros, en pocos meses ya están peleados como monas”, ha dicho en referencia a Podemos. “Ojalá que esta reflexión supere los partidos políticos y vaya más allá, para que haya un pensamiento general en muchos ámbitos de la sociedad y el país”. 

Mas ha acabado afirmando que el nuevo país “tiene que ser el mejor espejo de cómo se puede vivir el sueño europeo, este ha de ser el reto de los próximos años, crear un país de paz, bienestar y oportunidades, y si queréis, añadimos de libertad y seguridad, y tenemos suficiente talento para hacerlo, porque con mucho menos que otros países que son un estado hemos hecho lo mismo”, ha sentenciado. Y ha puesto los ejemplos del sistema sanitario catalán o la política de reinserción de presos.

Nou comentari

Comparteix

Icona de pantalla completa